Valoraciones del Real Betis Balompié 1- Sevilla FC 2

Valoraciones del Real Betis Balompié 1- Sevilla FC 2

Sin reparos ni adornos, la realidad es que el Betis es un equipo mediocre y lleno de complejos, cuya mentalidad derrotista y triste le pasa factura cada vez que juega con el eterno rival. Por mucho que nos duela, esto es así. No se le puede encontrar otra explicación a lo ocurrido el sábado. Te pones por delante, haces una primera parte brillante en la que ahogas al equipo contrario, y desapareces sin explicación en la segunda. Sin reacción, sin hambre, sin sangre. En el partido contra el Sevilla se vieron las dos caras del Betis. En la primera parte se vio la cara que dio contra el Barcelona, y la segunda la imagen de Granada. Así no se puede crecer. Así quemas a tu gente, esa que llenó el campo, lo llenó de colorido y cantó el himno más fuerte que nunca.

Víctor Sánchez sacó su esquema habitual y a todos los pesos pesados del equipo, con la novedad de Sanabría por Alex Alegría. La primera parte tuvo dominio bético. La presión alta del Betis surgía efecto y los sevillistas no se encontraban cómodos. Aunque sin crear mucho peligro, las ocasiones eran todas de los de verde y blanco, y vieron recompensado sus esfuerzo con un gol de Durmisi de falta. Todo parecía ponerse de cara, pero no fue así. Sampaoli le gano el duelo a Del Amo, e introdujo a Iborra y Ben Yedder que dejó al Betis sin capacidad de reacción. Ahora el empuje fue rojiblanco, y empezó a acosar la portería de Adán. Y así llegaron los dos goles del Sevilla, en dos jugadas calcadas a balón parado. Ese cambio de dinámica metido por Sampaoli en el descanso, unido a una falta de actitud y corazón de los béticos, pusieron en bandeja el derbi para los nervionenses. Otra decepción más para su gente, que ya se acostumbran a ver a su equipo perder en los derbis.

El beticismo no puede estar tranquilo sabiendo que el equipo muestra una tendencia decreciente y que por abajo se empiezan a apretar las cosas. Hoy contra el Málaga, nueva oportunidad para coger aire.

A continuación las valoraciones de los jugadores que han participado en el partido:

Adán: no tuvo mucho trabajo, y en los dos goles poco pudo hacer. Dejó una buena intervención en el primer gol, pero el rechace lo cazó Mercado para hacer el empate.

Piccini: no tuvo mucha participación en el encuentro, ya que el Betis volcó casi todo el juego por la banda de Durmisi. Partido sin pena ni gloria del lateral italiano.

Mandi: volvió a cometer un error que costó un gol, como ya pasó en Granada. Se le ven buenas maneras, pero esta temporada está siendo muy irregular. Pierde la concentración con facilidad y pierde su sitio. Le puede costar la suplencia.

Pezzella: sigue el mejor de la zaga, y cuando está, las prestaciones de la zaga suben considerablemente. Como hemos comentado siempre, su debilidad es sacar el balón jugado desde atrás, donde recurre frecuentemente al pelotazo.

Tosca: buen partido de Tosca, se le nota un central seguro y serio. Inteligente en muchas acciones y con calidad para sacar el balón desde atrás.

Durmisi: en la primera parte protagonizó todo lo peligroso que hizo el Betis, poniendo en jaque al lateral sevillista. Marcó su primer gol con la elástica bética, lástima que no significara algo más. En la segunda parte estuvo menos participativo.

Petros: primera parte de mucho esfuerzo, donde estuvo en todas. En la segunda, como todo el equipo, se dedicó a replegar y a defender.

Pardo: su juego combinativo y asociativo hace que las transiciones del Betis sean de más calidad y rápidas. Su visión de juego permite abrir a bandas donde el Betis generalmente tenía superioridad. Fue de más a menos.

Ceballos: el juego del equipo pasa por él. Su primera parte fue destacada, y cuando no intervino el equipo lo notó. En la segunda pasó eso, y el Betis perdió el control del partido.

Sanabria: que el delantero por el que pagas 7,5 millones sólo lleve un gol en liga no habla bien de él. Sigue sin demostrar nada, su aportación es escasa y no ayuda al equipo.

Rubén Castro: la sequia del delantero canario es preocupante. Contra el Sevilla no dispuso de una ocasión clara. No está en su mejor momento.

Sustituciones:

Jonas: su entrada no se tradujo en nada.

Alex Alegría: se pegó con los centrales en busca de balones por arriba, pero sin éxito.

Felipe Gutiérrez: minutos después de su larga lesión donde apenas tocó un balón.