Un mercado invernal que sabe a poco

Un mercado invernal que sabe a poco

Había que esperar hasta las 00:00 para darle un matiz u otro a este artículo. Cerrados los mercados en las grandes ligas, la gestión de la parcela deportiva durante este mercado se puede calificar como decepcionante. Estaban claras las carencias que presentaba el equipo y no se ha aprovechado la oportunidad para reforzarlas. Queda la sensación de que la plantilla queda corta y debilitada, estando vivos en tres competiciones y llegando a semifinales por primera vez desde 2005. Era el momento de dar ese paso al frente aumentando la calidad del plantel y no se ha conseguido.

En resumidas cuentas, el club verdiblanco ha oficializado las salidas de Inui (Alavés), Sanabria (Genoa) y la última de Boudebouz, que se marcha cedido con opción de compra al Celta. Tres salidas y tres entradas; Laínez, Jesé y Emerson. ¿Cubren estos tres fichajes las carencias? Esperemos que sí, pero da la impresión que no.

Y empezamos con el tema que nos ha tenido en vilo hasta el cierre de mercado; el delantero. Sonó Lucas Pérez, Janssen, Alario…pero no ha llegado ninguno. Resulta difícil de entender desprenderte de la primera opción para la delantera, como era Sanabria, y que no haya venido nadie a reemplazarlo. Hasta el propio Setién manifestó la necesidad de traer un punta de otro perfil, con juego de espalda y rematador, pero no se ha concretado nada. También resulta raro que el delantero que estaba más fuera que dentro, se acabe quedando. Dicho esto ojalá Sergio León recupere la confianza y sus números mejoren.

Y es que el Betis tiene más laterales derechos que delanteros. En una operación conjunta con el Barça ha llegado Emerson, lateral brasileño de 19 años del que hablan maravillas. Pero para ver al carioca con la camiseta verdiblanca tenemos que esperar, ya que se encuentra con su selección jugando el Sudamericano sub 19. Mientras llega, se adapta y entre en el sistema, se estima un tiempo de aclimatación que la exigencia de tener tres competiciones no permite. A todo esto hay que unirle lo desprovisto que queda el lateral izquierdo, incomprensible que no se haya reforzado esa posición. Junior y Tello lesionados, y se ha visto que Francis o Guardado no terminan de encajar en dicha posición. Mal la planificación en ese sentido.

En resumen, han llegado dos chavales de 18 y 19 años que no conocen la liga, que son diamantes que hay que pulir, y otro jugador como Jesé que su estado de forma es una incógnita. No parecen las operaciones necesarias para que den un rendimiento inmediato. Pero obviamente, la secretaria técnica maneja más información e informes que nosotros y saben lo que hacen. Para nosotros, la plantilla se queda algo corta de efectivos.