La pizarra | Real Betis vs Stade Rennais. UEL. 1/16. Vuelta.

La pizarra | Real Betis vs Stade Rennais. UEL. 1/16. Vuelta.

Se acabó la aventura europea, el Real Betis está fuera de la competición. Y no hay más que rascar, los sevillanos hicieron un pésimo cruce de dieciseisavos.

Los hombres encargados de luchar esta vuelta: Joel Robles ocupando la portería, Guardado de carrilero izquierdo, Sidnei de central izquierdo, Bartra en eje central de la defensa, Mandi central derecho y Joaquín en el carril derecho. El medio del campo fue para Lo Celso, Carvalho y Canales. Arriba Jesé segundo delantero detrás de Loren. Un 1-5-3-2.

No es que saliera especialmente mal el Real Betis, pero la falta de tensión competitiva le hace perder la concentración y el rival encuentra el momento de hacer un destrozo. Volvió a destrozar al Betis el Rennes en tres o cuatro envites. Cualquier equipo que tenga raza a la hora de atacar destroza al Real Betis si le mete intensidad a su ataque, una realidad.

En cuanto a sustituciones, salieron del campo Jesé, Guardado y Joaquín. Entraron Sergio León, Lainez y Emerson. Los cambios no produjeron nada, a Sergio León ni lo buscaron, apenas le pasaron un par de veces y en situación de inferioridad, balones divididos con los dos poderosos centrales del Rennais. Lainez en banda izquierda se ve incómodo y Emerson salió demasiado tarde. Analizaremos los cambios como clave en el partido.

Las claves del encuentro:

¿Las dos imágenes del Real Betis?

Es mucho decir porque se vió la cara b del Real Betis. Un Betis que se descentra, que no entra con tensión al partido y que la falta de costumbre para competir a alto nivel le juega malas pasadas, pero no vimos exactamente la cara a. No vimos un Real Betis que volcado al ataque destroza a un rival, sino una imagen de un Real Betis incapaz e impotente, intentando hacer lo que ha hecho otras veces pero no salía, todos estaban desacertados.

Juego de inicio, las penalizaciones del Real Betis Balompié.

Insistir en la idea, este equipo no sale con una mentalidad de equipo aspirante a estar entre los mejores equipos. Los equipos que deben estar entre los mejores de la Liga, deben ser equipos que ganen o pierdan partidos, deben infundir miedo en cada uno de los encuentros que sale a jugar. El Real Betis lo que transmite es sensación de flan en su campo, parece fácil de hincar el diente. El Rennais dió quince minutos de cortesía al Real Betis porque esperaban que en su estadio fueran 15-20 minutos de ataque en tromba de los de Heliópolis en su casa, tras ello y ver que habían sobrevivido sin demasiados problemas empezaron a atacar ellos y en cuatro arreones eliminatoria resuelta, easy.

Cambios.

En materia de cambios, también vimos superados al equipo técnico. Vimos que al banquillo que la situación le vino tan grande como a los once del campo. Sergio León entró por el único que tenía fluidez atacando, para colmo a Sergio no se le buscó, pasó inadvertido. Lainez entró a banda cambiada, el mexicano está cómodo en banda derecha y no en izquierda, ya venía avisando de ello cuando llegó. Efectivamente, no pudo estar más incómodo Lainez en banda izquierda, no aportó nada. Joaquín salió en el 88, se sabe que Joaquín llega agotado a la recta final, probablemente no es mal cambio pero, ¿tiene sentido hacerlo en el 88 con todo perdido?

Cansancio y plantilla corta.

Puede ser un atenuante a la mala “segunda vuelta” que está haciendo el equipo. Marcos Álvarez es muy bueno, es un preparador físico top mundial, sin embargo, ni es mago ni hace milagros. La plantilla es sumamente corta para afrontar tres competiciones y se nota el cansancio. Problemático si tenemos en cuenta que quedan marzo, abril y mayo. Bajo este punto de vista, la mejor noticia es que se haya acabado la UEL. Mala planificación, la confianza en la polivalencia e ir cortos de efectivos ha sido un tremendo batacazo.

Experiencia.

El Real Betis Balompié, además de factores como falta de tensión competitiva y el físico, ha demostrado su falta de experiencia. Ni los jugadores han estado a la altura ni el equipo técnico tampoco, la experiencia para disputar tres competiciones y hacerlo año tras año a un gran nivel competitivo partido tras partido es un grado. Este club lleva demasiados años bajando a segunda y subiendo a primera, luchando por sobrevivir. Quizás seríamos demasiado pretenciosos si quisiéramos que de repente esté a la altura de Villareal (por poner un ejemplo) que lleva años yendo cada temporada a Europa y compitiendo entre los 7 mejores equipos españoles. También el equipo técnico estaba en el Lugo no hace tanto, jugando en segunda. Tras una breve experiencia en Las Palmas, llegó este reto. Serra Ferrer también es nuevo en la dirección deportiva.

En conclusión, hay un camino marcado, los béticos nos ilusionamos muy pronto y creemos que con un proyecto de dos años ya vamos a tener la Europa League, la Copa del Rey y entre los siete primeros todas las temporadas, pero las cosas llevan su tiempo.