Hoy recordamos al príncipe Edu

Hoy recordamos al príncipe Edu

Luis Eduardo Schmidt, es uno de los grandes ídolos del beticismo perteneciente a la última época dorada del club. El brasileño estuvo en Heliópolis durante cinco temporadas, desde 2004 hasta 2009, jugando un total de 149 encuentros ligueros y anotando 40 goles.

El centrocampista ex-céltico, enamoró a la fiel hinchada verdiblanca debido a su gran calidad, una enorme visión de juego y facilidad para hacer bastantes goles.

Su primera temporada, la 2004-2005 fue la mejor de las cinco, jugando 32 partidos y marcando 11 goles, formando un dúo letal con el también brasileño Ricardo Oliveira realizando ambos un gran papel tanto en liga como en Copa del Rey.

Los verdiblancos se alzaron con el cuarto puesto, clasificándose para disputar la Champions League y además, adjudicarse el título coproducciones realizando una temporada histórica, siendo Edu parte decisiva.

La campaña 2005-2006, el club de las trece barras acusó el esfuerzo de disputar tres competiciones y realizó una temporada muy discreta, quedando en el puesto 14. En la máxima competición continental no pudo pasar de la fase de grupos, aunque para el recuerdo siempre quedará su victoria ante el imbatible Chelsea de Mourinho.

Edu participó en 34 partidos y marcó 3 goles. Para la historia quedará siempre el que anotó en la previa de Champions League, ante el Mónaco en el Villamarín, en el tiempo de descuento y que permitió acudir con ventaja al encuentro de vuelta.

La 2006-2007 siempre recordada por los béticos, como la de los goles de Edu en Santander.

Fue una mala temporada para el Betis, con varios cambios de entrenador en la que transitó por la parte baja de la tabla y gracias a esos goles del brasileño en la última jornada liguera logro salvarse de un descenso casi seguro.

Participó en 28 partidos y anotó 8 goles.

La siguiente temporada 2007-2008 también fue irregular, aunque no tuvieron los verdiblancos que sufrir tanto para lograr la permanencia que se consiguió un par de semanas antes de terminar el campeonato doméstico en el puesto 13.

El centrocampista jugó 30 partidos y marcó 12 goles.

La 2008- 2009, es su última temporada en Heliópolis y un desastre tanto a nivel individual como a nivel colectivo.

El Betis desciende de categoría con un equipo bastante competitivo y plagado de buenos futbolistas, pero que no pudieron sin embargo demostrarlo sobre el césped. Edu tuvo la desgracia de sufrir una importante lesión que apenas le dejó participar en el equipo. Actuó en 11 partidos y anotó 2 goles.

El Betis perdió a un gran futbolista, pero ganó un aficionado más ya que siempre se identificó con el sentimiento verdiblanco, demostrando un gran compromiso con el club de las trece barras.