Féminas | Análisis del 2018: Tiñendo de verdiblanco la Liga Iberdrola

Féminas | Análisis del 2018: Tiñendo de verdiblanco la Liga Iberdrola

Tres temporadas lleva el Real Betis Féminas en la máxima categoría del fútbol femenino, y no sólo han conseguido estabilizarse, sino crecer de forma notable. Las chicas de María Pry nos han acostumbrado a verlas en las posiciones altas de la clasificación. Algo muy meritorio pero a la vez muy difícil si tenemos en cuenta la gran igualdad que reina en la Liga Iberdrola.

Undécimas, sextas el curso pasado y cierran el 2018 en quinto lugar. Una posición conseguida gracias a un juego combinativo y atractivo similar al que hace su homólogo masculino. Ocho victorias, un empate y seis derrotas es el bagaje de la presente temporada que cambia de año en unas horas. Un total de 25 puntos, los últimos tres obtenidos de manera muy especial tras vencer por 2-3 ante el máximo rival, el Sevilla FC, en un encuentro igualado que cayó hacia el lado tras una segunda parte demoledora de las béticas.

Poco a poco se han ido ganando el respeto del resto de equipos, teniendo grandes actuaciones ante equipos punteros como el Atlético de Madrid o el Barcelona. 2018 ha supuesto la confirmación de que las de María Pry es un equipo muy a tener en cuenta en la Liga Iberdrola. Y con la firme intención de seguir codeándose con las más grandes, para esta temporada se ha conformado un proyecto acorde para ese objetivo. Para ello llegaron jugadoras como Merel, Marianela Szymanowski o Willy, aparte consolidar el futuro con la ampliación de contrato de Rocío Gálvez o Rosa Márquez, ésta última flamante campeona de Europa sub-19 en verano.

Volviendo a lo que pasa en los terrenos de juego, no debemos olvidar la gran racha de resultados que enlazó a principios de año. Las guerreras verdiblancas encadenaron nueve partidos sin perder, con seis victorias y tres empates. Igual de positiva la que cosecharon el pasado mes de noviembre, con tres triunfos consecutivos. Quizás el único lunar del conjunto verdiblanco sea la Copa de la Reina. Una competición que despierta la ilusión de todos los béticos, en la que no acabamos de tener suerte. En cuartos contra el Granadilla Egatesa, y en octavos contra el Athletic Club han sido las eliminaciones coperas durante este año. Especialmente dolorosa la última, ya que ganaban 3-0 y al final perdieron contra las vascas en la tanda de penaltis.

Un día histórico.

Tampoco podemos olvidarnos de un momento histórico. Con el motivo de la celebración del día de la mujer el pasado 8 de Marzo, el Real Betis Féminas jugó el partido correspondiente en esa jornada en el Benito Villamarín. Un día especial para María Pry y las suyas, que pusieron la guinda a tal bonito día con una victoria por 3-0 contra el Santa Teresa.

Priscila Borja, el gol en el Real Betis Féminas.

Durante este año se produciría un cambio notable en la delantera. Paula Moreno, la máxima goleadora histórica del Real Betis Féminas, abandonaría la disciplina bética tras cinco años en el club. El rol goleador ha cambiado de dorsal, y ahora es Priscila Borja quien ha asumido esa responsabilidad. En esta temporada ya suma 12 goles, nueve en liga más el hat trick en la Copa de la Reina.

Un año brutal.

Si ha habido un nombre propio que ha brillado con luz propia en 2018 ha sido el de Bea Parra. La centrocampista bética se ha convertido en una pieza clave en el sistema de María Pry y su rendimiento ha crecido de forma exponencial. 12 goles ha anotado la jugadora bética en todo el presente año, marcando en el derbi del pasado 23 de diciembre. Un gol que la ha colocado como máxima goleadora en primera división con 22 tantos con la camiseta del Real Betis, empatada con Paula Moreno, que ahora juega en el Espanyol (datos vía @Betistats).

Un año tiñendo de verdiblanco los derbis.

Las casualidades del destino hicieron que el Real Betis Féminas empezara y terminara el 2018 enfrentándose al eterno rival. Tanto la apertura y el cierre del año cayó del lado bético con victorias por 1-0 y 2-3 respectivamente.  A estos dos triunfos habría que sumar otro, el que se cosechó por el mes de Mayo, donde el Sevilla FC tampoco pudo con las guerreras béticas. De esta forma, las verdiblancas no conocen aun la derrota cuando se han visto las caras con las sevillistas.

Sin duda un año donde hemos vuelto a disfrutar del fútbol femenino y nos hemos sentidos orgullosos de nuestras chicas. El 5 de enero vuelve a rodar el balón, y esperemos que el 2019 sea igual o mejor que este que dejamos atrás.