Féminas | E.D.F. Logroño-Real Betis Féminas: El dulce acabó amargando

Féminas | E.D.F. Logroño-Real Betis Féminas: El dulce acabó amargando

Siempre es bonito poder disfrutar del club de tus amores, en tu ciudad, y cuando estás a más de 800 km de poder disfrutar más a menudo de él, una visita de cualquier sección del Real Betis Balompié es una alegría. Así que, si ustedes me lo permiten, voy a mezclar mi experiencia de estos días visitando a las féminas verdiblancas, con el artículo del partido disputado frente al E.D.F. Logroño.

Todas las palabras de agradecimiento se van a quedar cortas, porque toda la expedición verdiblanca, fueron muy amables con nosotros, y en especial con mi hija de 4 años.

Todo empezó con el ascenso del equipo riojano, la alegría fue doble, un ascenso a la máxima categoría de un equipo de tu ciudad siempre es gratificante, y además este año podría ver al Betis y llevar a mi hija, la que ya ha heredado, al igual que yo, “de otros locos de la cabeza”, un sentimiento, que ni el que lo siente lo puede explicar.

Después de comprobar el día y horario del partido, comencé a mirar en los medios oficiales del club, si existía algún plan de viaje, y como no lo veía, ni corto ni perezoso escribí al Twitter de las féminas. Y ahora es cuando empieza mi agradecimiento, porque, aunque el Betis está por encima de las personas, es que todas estas personas hacen aún más grande al Betis. El C.M. de la sección femenina, me contestó casi al instante, dándome detalles de la agenda del equipo, lo que me facilitó hacer disfrutar a mi hija, algo que yo también he vivido desde pequeñito. Aunque realmente las verdaderas protagonistas fueron ellas, como ya he dicho anteriormente, todos los adjetivos se quedan cortos, y el recuerdo que tendrá mi hija, de una tarde, viendo el entrenamiento previo al choque que enfrentarían a riojanas y andaluzas al día siguiente, será inolvidable.

Deportivamente hablando, no es la primera vez que el Real Betis féminas visita la capital riojana. Un 29 de mayo de 2016, comenzaría un sueño que se hizo realidad. Fue el primer partido de la primera fase de ascenso, en la que el equipo verdiblanco lograría el ansiado ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino español. Las de María Pry vencieron por 1-2 a las riojanas, en Prado Viejo. Escenario diferente, ya que las logroñesas, han conseguido el premio de disputar sus encuentros en el estadio municipal de Las Gaunas, ya que es el equipo riojano que disputa en la categoría más alta. Comparte estadio con la Unión Deportiva Logroñés, que milita en el grupo 2 de la categoría de bronce.

Comenzaba la tarde en las Gaunas con un merecido homenaje a la jugadora local Ana Tejada, flamante campeona del mundo en el mundial sub-17 disputado en Uruguay. Empezó el encuentro con el equipo de María Pry intentando imponer su juego, pero la E.D.F. imponía su estilo directo y ganaba en casi todas las disputas. Poco a poco empezaron a dominar las verdiblancos. Pero las locales seguína a lo suyo y en un córner botado prácticamente al final de la primera parte, minuto 41, anotarán el único gol del encuentro, por mediación de Nágela.

En la segunda parte cambiaría el guion por completo, y el dominio seria total por parte del equipo visitante. El conjunto riojano se iba cerrando poco a poco según avanzaba la segunda mitad, intentando conseguir el segundo gol a través de una contra. Pero la velocidad de la delantera local, Barbra, era contrarrestada por la buena colocación de las centrales verdiblancos. Pry haría, un triple cambio, metiendo a Bea Parra, Irene y Yiyi de una tacada. Las ocasiones seguían llegando, pero unas veces por falta de acierto de Priscila, Bea Parra y compañía, y otras por el acierto local,  destacando la gran actuación de la portera Andrea, impidieron que las béticas igualaran la contienda. A todo esto hay que añadirle la desafortunada actuación arbitral, no señalando dos penaltis bastante claros que claramente perjudicaron a las verdiblancas.

Una derrota que corta una racha de cuatro encuentros consiguiendo la victoria, aunque sin tiempo para el lamento, ya que el domingo, las pupilas de María Pry reciben a la Real Sociedad y una victoria, haría olvidar al desafortunado encuentro frente al E.D.F. Logroño.

Un final amargo para dos días en los que toda la expedición verdiblanca ha hecho honores al escudo que llevan en el pecho. Sólo puedo volverles a dar las gracias.

E.D.F. Logroño: Andrea, Ambar, Ana Tejada, Vanesa, Silvia Ruíz, Jade (María González 84′), Barbra (Judith 92′), Nágela, Claire, Dorine (Marisol 59′) y Lorena Valderas (Lucía 86′).

Real Betis Féminas: Dolan, Clau Blanco, Merel, Rocío Gálvez, Nana, Laura González, Virgy (Irene 58′), Rosa Márquez, Marianela (Bea Parra 58′), Willy (Yiyi 58′) y Priscila.

Árbitra: Beatriz Arregui Gamir, del colegio de árbitros del País Vasco. Muy protestada por el conjunto verdiblanco, los cuales pidieron hasta dos penaltis. Amonestó a la local Lorena; y a las visitantes Dolan, Priscila, Ana González y Rosa Márquez.