Análisis del 2018: El año de la ilusión

Análisis del 2018: El año de la ilusión

Repasamos los momentos claves del Real Betis en 2018

Se acaba el 2018, un año donde la entidad verdiblanca ha experimentado un gran crecimiento tanto en lo deportivo como en lo institucional. Desde Betismobi, analizamos el año de la ilusión.

  • Sevilla 3-5 Betis: Era el primer partido del año que termina y lo hacía de una manera especial, con el derbi sevillano. Venian los verdiblancos de varios años sin conseguir ganar a su eterno rival y sufriendo incluso varias humillaciones en forma de goleadas. El 6 de Enero, fecha en la que se disputó el encuentro resultó una noche mágica de Reyes. Pronto, muy pronto abrió el marcador el Betis a los pocos segundos de comenzar con un tremendo zurdazo de Fabián y eso dejó helado a un confiado Sánchez Pizjuan. Los primeros 45 minutos fue un constante toma y daca que acabó en empate a dos goles, tras empatar los sevillistas hasta en dos ocasiones los tantos del ya mencionado Fabián y de Feddal. La segunda parte empezó de una manera más sosegada, hasta que en el 62, Durmisi transformó en el tercer gol una preciosa jugada colectiva. Sin tiempo para digerir todo esto en el 64, llegó el cuarto de Sergio León y los béticos estallan de júbilo y alegría. Entonces el partido empieza a tomar tintes dramáticos ya que los locales recortan muy pronto distancias en el 66, y se produce una fase de intercambio de golpes en el que los verdiblancos hacían el quinto en el descuento ante una hinchada local que quedó entre perpleja e irritada.
  • Betis 1-0 Las Palmas: Ante el equipo canario, ya descendido a segunda, logró el Betis su sexta victoria consecutiva y hacia historia al mismo tiempo que ponía muy cerca el sueño de volver a jugar en Europa 5 años después. El cabezazo de Junior en el minuto 94 elevándose con autoridad para hacer el 1-0 prolongaba la inercia ganadora de un equipo que obtuvo su premio a la insistencia, la fe y la entrega. El equipo de Setién tiene fe y cree hasta el último suspiro.
  • Betis 2-1 Málaga: En este encuentro alcanzó el Betis el ansiado retorno Europa, varias jornadas antes del final de la temporada. Lo hizo ante un descendido Málaga, pero que vendió muy cara su derrota en el Villamarin. Al inicio del partido se vio un inquietante intercambio de golpes, en los que Rolan y Adrián por parte malaguista y Barragán por los béticos, con disparo al palo incluido. Sin embargo en el 20 En-Nesyry hacia el 0-1 en el marcador, y ponía los nervios al coliseo verdiblanco. Pero la reacción heliopolitana no se haría esperar y en el 24 Durmisi ponía el empate. En la segunda parte los locales salieron en tromba para llevarse el partido y acumularon varias llegadas hasta que Fabián en el 73 ponía la ventaja en el marcador con la que se llegaría al final del encuentro. La clasificación para la Europa League era un hecho, y el conjunto de la palmera completaba una temporada anhelada, en la que lograron 18 triunfos la segunda mejor racha de historia tras la 96-97 con 21.
  • Betis 1- Sevilla 0: Tercera jornada de la recién estrenada temporada 18-19. Los verdiblancos volvían a vencer a su eterno rival, en esta ocasión en el Villamarin tras 12 años sin lograrlo. Los béticos, con el portugués William Carvalho mandando en el medio y con alguna subida peligrosa, empezaron con más intensidad y brío, eléctricos, y rompieron pronto las hostilidades ante un Sevilla dominado, que comenzó conservador y dormido, sin imponerse nunca en el centro del campo y sin llegada, obligado a defenderse. El empuje bético, mucho más nítido en el primer cuarto de hora, dio pie a las primeras ocasiones de un choque intenso, con tensión y siempre pasional. Primero, un centro de Canales no halló rematador y lo paró Tomas Vaclik, y luego un intento de Tello no tuvo premio y un peligroso centrochut de Guardado lo mandó a córner el meta checo. Tras la reanudación, pese a un tempranero tiro lejano de Canales que paró Vaclik, se vio algo más de igualdad de los visitantes, frente a un Betis que siguió a lo suyo, queriendo dominar y apretar arriba desde la posesión del balón. El Sevilla lo intentó en un centro de Navas que se envenenó y dio en la parte alta del larguero, y en un cabezazo de Sergi Gómez que neutralizó Pau López. Sin poder llevar el peso del partido y sin efectividad alguna por parte blanquirroja, a los béticos se les puso todo más de cara por la expulsión de Roque Mesa por doble amarilla al filo del ecuador de este periodo, en el 66, lo que les dio alas para buscar el gol. Canales lo buscó con una internada sin éxito en el 79, pero el gol, con el Betis manejando la situación y ahora de nuevo muy superior al estar su rival con diez, llegó un minuto después al cabecear Joaquín, que había salido poco antes por Carvalho, un gran centro del argelino Mandi y hacer el 1-0 en su debut en esta Liga.
  • Milán 1-2 Betis: El Betis en su retorno a Europa lo hacía a lo grande disputando partidos en estadios tan prestigiosos como este en San Siro. El Betis salió muy valiente, presionando muy arriba al Milan y la primera ocasión llegó tras una mala salida del balón de Reina que Sanabria no pudo aprovechar. Con el paso de los minutos el Milan se fue haciendo con el balón, pero sin llegar con peligro a la meta de Pau. Hasta que Lo Celso hizo un jugadón de los suyos, metió el balón al primer palo, Reina midió mal y Sanabría adelantó a los béticos. Los béticos pudieron sentenciar el partido antes del descanso con un gol mal anulado a Sanabria, con otra sensacional llegada del ariete y unas manos de Reina fuera del area que el àrbitro no quiso ver. Lo Celso amplió la ventaja en el segundo tiempo con un sensacional golazo desde fuera del área que se coló cerquita de la escuadra. Un trallazo lejano de Samu Castillejo que se estrelló contra el poste pudo acortar distancias para el Milan y pocos minutos para el final Cutrone acortó distancias para el Milan. Al final, una victoria de prestigio del Betis ante un grande de Europa venido a menos que no desmerece el partidazo de los verdiblanco liderados por un gran Lo Celso.
  • Barcelona 3-4 Betis: El conjunto de Setién volvía a vencer al Barcelona en el Camp Nou, 20 años después de su última victoria liguera. De arranque, el Barcelona comenzó incisivo en la presión, sin dejar respirar a los muchachos de Quique Setién en la salida del balón. Le duró 10 minutos la intensidad, el Barça no se supo reagrupar cuando perdía el balón y el Betis lo aprovechó una y otra vez. Para el Betis marcaron Junior, Joaquín, Lo Celso y Canales, mientras que para el Barcelona, que jugó los últimos 10 minutos con un hombre menos por la expulsión de Rakitic, lo hicieron Messi (en dos oportunidades, uno de penalti) y Arturo Vidal. El conjunto andaluz vuelve a ganar en el Camp Nou, después de 20 años.
  • Betis 1-0 Olimpiacos: Con esta gran victoria los verdiblancos se clasificaron contra todo pronóstico para dieciseisavos de final de la Europa League, en un grupo bastante complicado. Fiel a su estilo, el Betis saltó al Benito Villamarín con la intención de ganar el partido con el cuero como principal aliado. La primera gran ocasión del partido llegó a balón parado. Canales colgó una falta lateral, Cissé derribó claramente a Mendy y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. Sergio León asumió la responsabilidad, pero Sá le adivinó la intención y detuvo el penalty y su posterior rechace. Vertical, el conjunto heleno no dudó en subir al ataque por las bandas. En la ocasión más clara del Olympiakos en todo el partido, Bouchalakis acarició el gol a los 28 minutos en un testarazo cruzado que lamió la madera. El susto no alteró al Betis, que siguió rondando el área helena con insistencia, pero sin exigir a Sá. Así fue hasta que en el 38′ Canales recibió en la frontal y engatilló un potente zurdazo raso. Imposible para el arquero.  El partido se ponía cuesta abajo para los béticos, que sin embargo sufrieron otro susto en vísperas del descanso. Fortounis remató libre de marca un centro lateral y logró superar a Joel Robles, pero Mandy apareció sobre la línea de gol para evitar el empate. Fue el último coletazo de un Olympiakos que no presentaría batalla tras el descanso, descompuesto por el juego verdiblanco.

Como podemos comprobar durante el 2018 los béticos han vuelto a disfrutar de su equipo con un gran sello futbolístico gracias al trabajo de su técnico Setién y de unos resultados inmejorables que han hecho soñar a la afición con cotas impensable hace tan sólo 2 años.