Amat y Barragán: 2 cesiones con distinto final

Amat y Barragán: 2 cesiones con distinto final

Dos  de las nuevas incorporaciones del Real Betis de esta temporada han sido cesiones, pero cada una con un contrato bien distinto.

Antonio Barragán: El lateral derecho verdiblanco de 30 años llegó procedente del club inglés Middlesbrough y en su contrato de cesión se acordó una opción de compra en el que se haría con el jugador en caso de que dispute 25 partidos, al menos con 45 minutos de juego en cada uno de ellos. En ese caso Barragán, seria propiedad del Betis por dos temporadas.

Requisito que el lateral gallego cumplió en la jornada 22, el pasado 3 de Febrero en la victoria del conjunto bético ante el Villarreal, por 2-1.

El futbolista se convirtió en un fijo para Setién desde el principio, jugando un total de 1.747 minutos repartidos en 22 encuentros ligueros donde en 21 de ellos ha sido titular, más 2 de Copas del Rey y solo la irrupción del canterano Francis, parece que podría hacer temblar algo su condición de indiscutible.

 

Jordi Amat: Distinto es el caso del central catalán de 25 años, que desembarco en Heliópolis procedente del Swansea, como cedido y sin opción de compra por parte del equipo verdiblanco.

Sim embargo, esto no significa que no pueda continuar en el Villamarin, porque ambas partes quedaron en reunirse al final de la presente campaña para tratar su incorporación definitiva.

Luces y sombras contemplan de momento la estancia del catalán en el Betis, hasta el momento no ha gozado de la entera confianza del preparador cántabro.

Amat  ha jugado un total de 1244 minutos ligueros repartidos en 15 partidos  más 1 de Copa del Rey.

El central comenzó la  presente temporada en el banquillo relegado a un segundo plano debido al extraordinario rendimiento que estaba dando la pareja Feddal- Mandi.

Con la lesión del marroquí empezaron a llegar las primeras oportunidades para el catalán, alternando partidos malos con otros mejores, pero sin ser muy del agrado de la hinchada verdiblanca. Actualmente con la llegada de Bartra que se ha convertido en un fijo para Setién, Amat ha adelantado su posición al centro del campo, mejorando algo más su rendimiento, de ello dependerá en gran medida su continuidad en el club bético.