Recordamos algunos de los mejores momentos de los últimos derbis

Recordamos algunos de los mejores momentos de los últimos derbis

Fuente de la instantánea: MARCA

 

Mañana será el gran día. Betis y Sevilla se volverán a enfrentar con motivo del esperado derbi sevillano, que este año coincidirá con el día de Reyes. Grandes y pequeños ya le habrán pedido a Sus Majestades la victoria de su equipo, aunque aún habrá que esperar un poco para ver de qué lado se decanta la balanza de la victoria. Mientras tanto, os dejamos algunos momentos especiales que han quedado, sobre todo marcados, en la memoria de la afición de Heliópolis.

La temporada 2004/2005 fue quizás la mejor de la historia verdiblanca. El Real Betis conseguía la victoria ante el Osasuna en el Vicente Calderón alzándose con la Copa del Rey, y la clasificación en Liga de Campeones; recuerdos inolvidables en una afición que ahora sueña con que su equipo vuelva a vivir épocas tan doradas como aquella. En la pugna por jugar una de las competiciones más importantes a nivel europeo, el derbi sevillano supuso un cambio de dinámica y un tremendo varapalo para el conjunto de Joaquín Caparrós. Era la jornada 35, el Sevilla llegaba al Villamarín en tercera posición con 6 puntos de ventaja sobre un Betis que acumulaba un racha negativa con 5 encuentros sin conocer la victoria, pero el gol de Oliveira lo cambió todo. Un solo tanto valió para invertir la situación haciendo al equipo de Serra Ferrer terminar cuarto, dos puestos por encima de un eterno rival que le sacaba ventaja antes del derbi.

ABC

El derbi de Beñat

2012 dejó en las filas verdiblancas una ansiada victoria en el Ramón Sánchez Pizjuán, todo un asalto fundamentado en la superioridad del conjunto visitante, pero sobre todo uno de los mejores goles de falta que se recuerdan. Beñat sentenció un encuentro que empezaría ganando el conjunto de Míchel haciendo justicia para un Betis que tardó en ver plasmado en el marcador la ambición y el esfuerzo demostrados. Si en la primera de las faltas, el futbolista batió sin problemas a un Javi Varas que dejó desnudo el palo que debía defender permitiendo que la efectividad de un tiro preciso pusiera las tablas el marcador; la segunda supuso la continuación de la fiesta. Con el tiempo prácticamente finalizado, Fernando Navarro cometió una falta sobre Jonathan Pereira que fue motivo suficiente para que Beñat se colocase en la historia verdiblanca con uno de los goles más bonitos en la historia de las faltas. Apostando por la sutileza, el jugador se adelantó a la acción de la barrera y decidió colar el balón raso bajo el conjunto de futbolistas que buscaban el cuero por el aire. De nuevo elegante, de nuevo hacia el poste y dentro. Un broche de oro a un partido en el que el Betis supo esperar su momento dando lugar a un triunfo que difícilmente será olvidado.

https://www.youtube.com/watch?v=_-LXeJXK_Og

¿Y cómo olvidar el cabezazo de Nosa? Fue un 2013, un derbi vibrante con goles, espéctaculo futbolístico y adrenalina hasta el último segundo. Media hora necesitó el Sevilla para imponerse por 3 goles a 0 pero, en el ocaso del primer periodo, el Betis demostró que aún no lo había dicho todo. Pabón aprovechó una indecisión de la zaga rojiblanca para batir a Beto y prender los ánimos de una afición heliopolitana que empezó a creer con el penalti que sentenció Castro en el ’54. El Betis no dejó de insistir en la segunda mitad hasta que, en el ’88, la hinchada vivió la locura con un cabezazo de Nosa que hizo delirar al Villamarín. El reparto de puntos dejó una sensación agridulce en ambas hinchadas, pero permitió al Betis seguir en la parte noble de la tabla de clasificación, negando al eterno rival una victoria que no alcanzaba a domicilio desde el 24 de septiembre de ese año.

ABC

Estos son solo algunos de los momentos que todo aficionado verdiblanco retiene en su mente alimentando la ilusión de cara al encuentro de mañana. Serán innumerables las cartas entregadas por los más pequeños a los pajes para que Melchor, Gaspar y Baltasar pongan bajo el árbol la victoria de su equipo. Habrá que esperar a mañana, pero lo que sí creemos que traerán los Reyes es un espéctaculo sin igual; un nuevo derbi en el que de ningún modo deberán repetirse acciones que empañaron los anteriores: la pelea de la muleta o el botellazo que recibió Juande. Recordemos que se miden los eternos rivales del fútbol sevillano, pero que la deportividad está por encima SIEMPRE.