La vuelta de los cedidos y la operación salida

La vuelta de los cedidos y la operación salida

Como cada año, es habitual que cuando finaliza la temporada empiece el carrusel de posibles nombres para reforzar la plantilla para el próximo año. Ya han sonado con fuerza Nolito, Meré, Roque Mesa, Sergio Léon (éste el más probable)…pero no hay nada oficial de momento. Como es lógico, la entrada de caras nuevas al club va a depender lógicamente de la operación salida, y es ahí, donde los jugadores que tiene el Betis cedidos en otros conjuntos pueden acelerar o agilizar todos estos movimientos.

Uno que volverá al Betis en breve será Fabían Ruiz. El Betis amplió su contrato hasta 2020 y lo cedió al Elche para que tuviera minutos y  experiencia. Ha jugado un total de 986 minutos, donde ha marcado un gol y ha dado dos asistencias. Aunque en Junio se incorporará al equipo verdiblanco, su futuro está en el aire y no se sabe si entrará en los planes del nuevo técnico.

Digard será otro de los futbolistas que volverá al Betis tras su paso por Osasuna. De nuevo una lesión de larga duración ha hecho que estuviera en el dique seco gran parte de la temporada. Le queda un año de contrato, pero lo más probable es que se le busque una salida o una rescisión amistosa.

En una situación diferente se encuentra Francisco Portillo y Dani Pacheco. Ambos futbolistas son propiedad del Betis y están cedidos en Getafe, pero en sendos contratos hay una cláusula de opción de compra obligatoria si consiguen el ascenso con el equipo azulón. Si esto ocurriera, el futuro de los centrocampistas se resolvería automáticamente, pero cabe la posibilidad que el Getafe no consiga ascender y se tenga que resolver su situación de otra manera. Ambos jugadores están siendo importantes en el club madrileño, que ahora mismo ocupa la tercera posición que le daría la opción de jugarse el ascenso en los playoff. Pacheco ha jugado un total de 29 partidos, anotando 3 goles y una asistencia. En caso de regreso, no parece tener hueco en el Betis. Por su parte, Portillo ha jugado 30 partidos, anotando 4 goles y 3 asistencias, teniendo un papel destacado. Todo dependerá si el futuro técnico quiere un perfil como el malagueño, pero en caso de volver, podría tener alguna opción de quedarse en el Betis.

También está cedido Felipe Gutiérrez, pero éste volvería en diciembre de Brasil en caso de que no se cumplan unas variables en forma de partidos jugados.

Como se puede ver el panorama es complejo. Si a la situación de los cedidos, le añadimos los jugadores que terminan contrato (Manu Herrera, Donk, Pardo, Cejudo y Alex Martínez), el Betis tiene enfrente todo un verano lleno de movimientos.

El que ha inaugurado la rampa de salida es el italiano Piccini, traspasado el Sporting de Lisboa por unos 3 millones de euros.

Es la primera salida, y como hemos dicho antes, hay que dejar salir para entrar. Estaremos atentos a los movimientos que se produzcan en ambas direcciones.