La pizarra: U.D. Las Palmas – Real Betis

La pizarra: U.D. Las Palmas – Real Betis

Anoche tuvo lugar el encuentro entre Unión Deportiva Las Palmas y Real Betis correspondiente a la decimocuarta jornada de liga.

Por un lado, Setién, a pesar de las dudas generadas sobre el estilo de juego por las últimas derrotas, formó un 4-3-3 con la misma idea de tener la posesión. El 11 inicial fue el siguiente:

Adán en portería; Barragán y Durmisi en los laterales; Amat y Mandi como pareja de centrales; Guardado y Camarasa escoltados por Javi García en el medio; y el trío atacante formado por Joaquín, Tello y Sergio León.

Por su parte Paco Ortiz, técnico interino de Las Palmas tras la destitución de Ayestarán, apostó también por la posesión de balón y, en caso de pérdida, una presión fuerte hacia el rival para recuperar rápido la pelota. Para ello alineó un 4-2-3-1:

Lizoain; Macedo, Lemos, Bigas, Dani Castellano; Vicente, Javi Castellano; Tana, Jonathan Viera, Remy; Calleri.

Durante la primera mitad se vio a un Betis inédito esta temporada. Un equipo sin alma totalmente superado por el equipo rival, con poca intensidad y sin la posesión de balón que era la identidad de juego del conjunto verdiblanco, provocando que salieran a la luz los numerosos problemas defensivos. La defensa bética intentó resistir a los continuos ataques del equipo canario debido que Guardado, Camarasa y Javi García estaban desbordados ante la presión canaria. Por lo que Joaquín, Tello y León apenas tocaban el esférico dando poco trabajo a Lizoain.

Por su parte, el conjunto “pío-pío” certificó uno de sus encuentros más completos esta temporada tocando la pelota, generando jugadas elaboradas y recuperando rápidamente tras perder el balón. El doble pivote (Vicente y Castellano) y la posición entre líneas de Viera generó mucho peligro y fluidez al juego descolocó la defensa verdiblanca. Así, tras una pared llegó el 1-0 conseguido por Calleri.

Durante la segunda mitad no hubo muchos cambios en los estilos de juego, el conjunto canario seguía dominando y el Betis realizaba tímidos ataques a la portería de Liozain.

Para intentar dar la vuelta al resultado, el técnico cántabro metió a Feddal, Boudebouz y Nárvaez por Javi García, Camarasa y Durmisi. Estas sustituciones apenas tuvieron relevancia en el encuentro ya que estuvieron condicionadas por las expulsión de Amat.

Por otro lado, Paco Ortiz, no realizó ningún cambio drástico en la formación sino que se limitó a sustituir a los jugadores más fatigados. Por tanto Ximo Navarro, Tannane y Hernán Santana entraron por Bigas, Calleri y Tana.

Al final victoria de la U.D. Las Palmas y derrota de un Real Betis que lleva 5 partidos consecutivos sin conseguir la victoria y que siembra dudas en  torno a la continuidad de Setién.