Compartir

Sporting y Betis se citaron en la tarde de hoy en un partido con el único aliciente de saber en qué posición acabarían los béticos esta temporada. Tras el empate de hoy, los verdiblancos acaban en el puesto 15 con 39 puntos. Un bagaje muy escaso para una temporada que se esperaba un crecimiento en el equipo.

Real Sporting de Gijón: Cuéllar, Douglas, Meré, Babin, Canella, Vesga, Sergio, Cases (Cop 65’), Carmona, Burgui (Isma López 58’) y Carlos Castro.

Real Betis Balompié: Dani Giménez, Rafa Navarro, Pezzella (Mandi 46’), Tosca, Durmisi, Petros, Brasanac, Joaquín (Nahuel 87’), Cejudo (Jonas Martin 80’), Dani Ceballos y Rubén Castro.

Ambos equipos quería acabar la temporada con una victoria para poner un toque dulce a una temporada nefasta. El Sporting salió más enchufado que los béticos, y fruto de ese empuje inicial llegó el primer gol del partido. Douglas, tras una buena jugada personal en la que sortea a varios defensas, dispara de forma ajustada haciendo el primero de la tarde.

Poco a poco fue el Betis entrando en el partido, y aunque por juego no encontró el gol, fue un regalo de Cuéllar el que permitió a Rubén Castro igualar la contienda. El meta del Sporting falla al intentar despejar y deja el balón al canario para que sólo tuviera que empujar el balón. Y el gol le sentó bien al Betis, que poco a poco se fue haciendo con el control del partido y protagonizaba las mejores ocasiones. Lo intentó Ceballos – otra vez el mejor- con disparo lejanos, pero la más clara la tuvo de nuevo el 24 del Betis, que le faltaron unos centímetros para llegar a un balón puesto por Durmisi. Así se llegó al descanso, con un Betis que lo intentó más.

La segunda parte comenzó con un ritmo tranquilo, donde los primeros compases estuvieron marcados por imprecisiones de ambos conjuntos. Poco a poco el Betis empezó a tener la pelota gracias a Ceballos y a un voluntarioso Joaquín, y en una jugada por la izquierda, en una jugada que hemos visto mucho, Rubén Castro finalizó con rosquita y pegada al palo para hacer el segundo en su cuenta y poner por delante a los verdiblancos. Parecía que el Betis tenía el partido controlado. El Sporting sólo asustó en una jugada de Carlos Castro que abortó Durmisi y en una falta que paró de forma espectacular Dani Giménez. Pero cuando más cerca parecía estar el tercero, un error de Durmisi al despejar deja la pelota muerta en el área para que Carmona igualara el encuentro. El Betis intentó reaccionar, y a punto estuvo de volver a ponerse por delante en el descuento, pero el testarazo de Jonas-que había entrado hacía poco- se estrelló en el larguero. No hubo tiempo para más, y así concluyó la temporada para ambos equipos.