Crónica| Real Betis 0-2 Athletic: Derrota para cerrar el año

Crónica| Real Betis 0-2 Athletic: Derrota para cerrar el año

El Real Betis Balompié ha caído derrotado en su último encuentro de 2017. El equipo de Setién sucumbió ante un serio Athletic Club, que supo manejar los tiempos de un partido hecho a medida para el conjunto vasco; rocoso, duro y con el fútbol justo.

Once Real Betis: Adán, Durmisi, Mandi, Feddal (P.P 85′), Barragán ( Nahuel 83′), Camarasa (Boudebouz 70′), Fabián, Amat (Expulsión 34′), Joaquín, Sergio Leon y Tello ( Julio Gracia 83′) 

Once Athletic Club: Herrerín, Lekue, Núñez, Laporte, Saborit, Iturraspe, Rico, De Marcos, Susaeta (Córdoba 90′), Raúl García (Beñat 84′), y Williams (Aduriz 70′) 

La primera media hora de encuentro tuvo color verdiblanco. El equipo de Setién salió más enchufado al partido y generó multitud de ocasiones que pudieron convertirse en gol e incluso un lanzamiento de falta de Joaquin que salió rebotado, llegó a ser cantando como gol por la afición local pero el árbitro consideró que la pelota no había entrado lo suficiente y que por tanto no debía subir al marcador.

Sin embargo los partidos cambian en un abrir y cerrar de ojos. Y así lo comprobó el Betis cuando llegábamos al minuto 36 de encuentro. Una jugada sin mayores complicaciones para la zaga bética tras un lanzamiento de esquina bilbaino acabó con la agresión de Jordi Amat a Laporte y el posterior gol de penalti de Raul García. Lo cual complicaba y mucho las cosas a la escuadra de Quique Setién que vio como el equipo de Ziganda se hacía a partir de ese momento con el control de la situación y planteaba un nuevo escenario donde el Betis tenía que ser mucho más ofensivo si quería sacar algo positivo.

La segunda parte fue similar a lo visto en los primeros cuarenta y cinco minutos. El Betis se volcó en busca del tanto que le diera el empate y el Athletic hizo le que mejor se le da, defender con uñas y dientes y resultado valiosísimo para el equipo vasco.

Quique Setién puso todas sus armas sobre el verde para intentar revertir la situación, primero dando entrada a Boudeboz por un fatigado Camarasa, que por cierto hizo un partido más que notable en la noche de hoy. Pero lo cierto es que el argelino no aportó demasiado al juego del Betis en los últimos veinte minutos de los que gozó. Por ello el técnico verdiblanco buscó nuevas alternativas en forma de cambios con la entrada al terreno de juego de Nahuel y Julio, renunciando el míster a Barragan y a Tello, ambos exhaustos tras haber hecho un partido de desgaste tremendo.

No había forma de romper la barrera vasca y con todo el equipo bético prácticamente arriba llegó el segundo tanto de los de Ziganda, marcaba Zou Feddal en su propia portería tras despejar mal un centro de De Marcos. Con este tanto se llegó prácticamente al final del encuentro.

Mal final de año para los béticos que lo intentaron pero no pudieron con un muy buen Athletic. Al equipo de Setién no le queda otra que olvidar pronto este encuentro y pensar ya el próximo envite que será frente al Sevilla FC el 6 de enero en el Ramón Sánchez Pizjuán