Análisis del Rival: CD Leganés

Análisis del Rival: CD Leganés

La primera vuelta se cierra en el Villamarín con un duelo de equipos con la moral en alza. El Betis viene de endosarle una manita al Sevilla y el equipo madrileño viene de hacer historia en la Copa con su clasificación para cuartos. Máxima igualdad en la tabla clasificatoria, donde ambos conjuntos llegan empatados con 24 puntos, por lo que se presume que será un partido duro e igualado entre dos equipos que quieren seguir mirando hacia puestos europeos.

El equipo de Asier Garitano está completando una gran temporada y viene de ganar a la Real Sociedad por 1-0 la jornada pasada. El equipo pepinero suele utilizar una alineación en 4-2-3-1 con un posible once como este; Cuéllar en portería, defensa para Mauro Dos Santos, Raúl García, Siovas y Zaldua, medular constituida por Rubén Pérez, Eraso, El Zhar, Gabriel Pires y Amrabat y como referencia atacante Beauvue. Son dudas Szymanowski y Brasanac, que recordamos que está cedido por el club verdiblanco hasta finales de temporada.

El juego del conjunto de Butarque se basa en la disciplina y el orden defensivo. Tras Barcelona y Atlético de Madrid, es el equipo menos goleado con 14 tantos, lo que explica lo difícil que es hacerle gol y su solidez defensiva, donde se asienta su juego. Basan su juego por las bandas donde tiene hombres peligrosos como Amrabat o El Zhar, con capacidad de desbordar y salir rápido al contragolpe, otra de sus armas. Poseen un buen juego aéreo y ya esta temporada han metido varios goles a balón parado. Aquí el Betis debe tener mucho cuidado, porque como vimos en el día del derbi, tienen graves problemas a la hora de defender esas jugadas.

El Real Betis mide su euforia ante un rival rocoso y muy disciplinado tácticamente, donde su principal virtud es la defensa y salir a la contra. Será un partido donde el Betis necesitará estar fluido en la circulación de balón para poder encontrar y generar espacios, sin olvidar que debe de estar muy concentrado ante un equipo que aprovecha muy bien sus ocasiones. El lunes sabremos el desenlace.